Aromaterapia. Un mundo de sensaciones

Autor: Sandra Torrades
Lic. Biología. Naturopatía
Curso de Aromaterapia

Muchas culturas y civilizaciones antiguas nos hablan del uso de los aromas, tanto para rituales mágicos, como para tratamientos de bienestar, salud y belleza. Pero no fue hasta 1935 que René Maurice Gattefosé introdujo el término de Aromaterapia cuando descubrió, accidentalmente en su laboratorio, los beneficios de la lavanda. A partir de aquí, dedicó el resto de su vida a conocer y describir los beneficios y excelencias de los aceites esenciales (AE).

Actualmente la Aromaterapia es una terapia holística que promueve el bienestar y la salud a partir de los aceites esenciales obtenidos de hojas, flores, cortezas y frutos del reino vegetal. Aunque hablamos de aceites esenciales, en realidad son las esencias volátiles que han sido extraídas de la planta, mayoritariamente por destilación o corriente de vapor (vaporización).

Los aceites esenciales presentan un gran abanico de aplicaciones, y su versatilidad hace que aporten beneficios físicos, mentales y emocionales.

Características de los OE y adulteraciones

Los AE son líquidos, ligeros y no grasos, con una densidad generalmente inferior a la del agua (es decir, no se disuelven en el agua), la mayoría son incoloros o ligeramente amarillos, aunque hay algunos de color intenso como el azul de la manzanilla. Son muy concentrados, y a la vez muy volátiles, por eso es importante tenerlos abiertos el menos tiempo posible, en un lugar que no les toque la luz y a temperatura ambiente, ya que también son sensibles a las radiaciones ultravioletas, temperaturas extremas y vibraciones altas.

Es importante destacar que los AE no deben ingerirse, ni aplicar directamente puesto que pueden irritar la piel y las mucosas.

Podemos adquirir AE en establecimiento de herbodietética y algunas farmacias. Si queremos que los AE tengan calidad terapéutica hay que asegurarse que estén envasados ​​en frascos de vidrio de color topacio y que estén correctamente etiquetados con la identificación botánica exacta (nombre común y nombre científico), la parte utilizada de la planta (op), especificidad bioquímica (quimiotipo s.sb), tipo de extracción (destilación vapor o exprimido); deben ser 100% puro, sin mezclas ni manipulaciones; registro de sanidad; y el precio también puede ser orientativo.

Para saber si un AE está adulterado, podemos poner una gota en un trocito de papel secante. Si el aroma desaparece rápidamente es una adulteración y seguramente lo han disuelto en alcohol, cuando la textura es aceitosa y se esparce, está diluido con aceite de origen vegetal.

Formas de uso

Los AE se utilizan principalmente por tres vías; inhalación, a través de la vía olfativa; diluidos en sustancias vehiculares a través de la piel; y de forma oral bajo prescripción y control médico.

La mucosa olfativa detecta las partículas odoríferas de los AE, y a través de las fibras del nervio olfatorio llega la señal al cerebro hasta el sistema límbico encargado de las funciones vitales, y responsable de nuestras emociones básicas. Por lo tanto, es una vía capaz de incidir directamente en nuestro estado de ánimo y despertar recuerdos.

Para tratamientos a través de las vías respiratorias el mercado ofrece un amplio abanico de posibilidades; vaporizadores, difusores eléctricos, aros para bombillas eléctricas, etc. Se pueden tratar tanto afecciones físicas como emocionales dependiendo de los AE escogidos.

Tienen una gran capacidad de penetración a través de la piel, se absorben rápidamente por los tejidos subcutáneos y entran directamente en la circulación sanguínea, por lo que se pueden utilizar tanto a nivel local como sistémico.

Para masajes y tratamientos corporales o faciales es mejor mezclarlos en aceites vegetales, cremas y geles. La proporción en que se usan es del 0,5-1% para los tratamientos faciales y de 3-5% para los tratamientos corporales.

También se pueden utilizar en baños relajantes, estimulantes, antidepresivos, cansancio físico o mental. La proporción sería unas 6-8 gotitas cuando la bañera ya está llena. En baños de asiento, para irritaciones vaginales o genitales, se añaden 4-6 gotas de AE en el agua del bidet. Y En compresas frías o calientes se utilizan para aliviar el dolor de cabeza, molestias musculares o irritaciones de la piel. Se ponen 10-15 gotas en un litro de agua y se moja la compresa.

Hacer una descripción de todos los usos terapéuticos de lo AE es prácticamente imposible, en mayor o menor grado, podríamos decir que a nivel físico todos tienen de forma general propiedades antibióticas, antisépticas, antivíricas y antiinflamatorias. A nivel emocional y mental tienen la capacidad de modificar el estado de ánimo, y a nivel mucho más sutil pueden actuar en nuestro cuerpo energético. En la siguiente tabla se describen algunos AE con sus características principales y las indicaciones ¿Te animas a probarlo?

Tabla de clasificación para propiedades de una selección de AE
Nombre Propiedades principales Indicaciones
ARBOL DE ACEITE DEL TE                     Melaleuca alternifolia Antiinfeccioso de amplio espectro, antiséptico y tónico cardíaco Cuerpo: aftas, úlceras bucales, infecciones de los genitales Piel: acné, caspa, dermatitis de pañales, verrugas, pies de atleta, micosis uñas, piojos. Mente: refrescante y revitalizante. Astenia y depresión nerviosa
EUCALIPTUS Eucalyptus globulus Antiinfecioso general y expectorante Cuerpo: afecciones de las vías respiratorias Piel: dermatitis bacteriana, candidiasis y herpes. Picaduras de insectos y piojos Mente: efectos sedante sobre las emociones, aclara la cabeza y favorece la concentración. Abre el subconsciente.
LAVANDA Lavandula vera                   L. Officinalis L: angustifolia Antiinflamatorio, hipotensor, calmante, relajante y sedante, cicatrizante y regeneradora Cuerpo: dolores musculares, torceduras y espasmos abdominales. Piel: dermatitis infecciosa, cicatrices, quemaduras. Mente: equilibra el sistema Nervioso, Ansiedad, insomnio, taquicardias.
LIMON Citrus limonum*   *Nota: LOS CÍTRICOS SON FOTOSENSIBILIZANTES Refuerza las defensas naturales, antibacteriano, antiséptico, tónico del sistema nervioso, depurativo, fluidificante sanguíneo Cuerpo: Cuidado de adelgazamiento, celulitis y varices Piel: anti-arrugas, blanqueador, pecas, uñas quebradizas, callos, cortes y picores. Mente: astenia, anemia y fatiga en general. Ayuda a aclarar el pensamiento.
MENTA PIPERITA Mentha piperita Antiemético, estomacal, tónico y estimulante, antiséptico, febrífugo, vasoconstrictor. Cuerpo: contracturas, insuficiencias hepatopancreàticas, tratamientos post-antibióticos. Piel: acné, dermatitis, inflamaciones, picores y quemaduras del sol, cutis y cabellos grasos. Mente: dolor de cabeza, fatiga mental y general, estrés nervioso, histeria.
GERANIO Pelargonium graveolens Regulador hormonal, gran antidepresivo, relajante, hemostático y antifúngico. Cuerpo: insuficiencia hepática, celulitis, edema, flacidez muscular, hemorroides, estimula la corteza supra-renal. Piel: acné, dermatitis y eczemas, equilibra la producción de grasa en la piel. Mente: ansiedad y depresión, equilibra la mente, anti-estrés, aumenta la autoestima de la mujer, armonizador en general.
ILANG-ILANG Conanga odorata Regenerador de la piel, antiséptico, equilibrador en general, hipotensor, afrodisíaco Cuerpo: regulador del ritmo cardíaco, hipertensión, respiración acelerada. Piel: tratamientos para el cabello, revitalizando de la piel, uñas quebradizas. Mente: tensión nerviosa (angustia y ataques de pánico) y astenia sexual.

Cursos relacionados