El arte de cuidar y la arteterapia: atención y cuidados personalizados a través del arte

Jean-Fabrice Vernet

Por: Jean-Fabrice Vernet
Periodista

23/06/2021
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Gracias en parte a la popularidad creciente del modelo biopsicosocial en las profesiones del cuidado humano, vivimos en un momento de progreso en cuanto a la aceptación de terapias alternativas rompedoras de esquemas antiguados u obsoletos de la medicina y psicoterapia occidental tradicional. Una de esas terapias es la arteterapia.

La arteterapia produce efectos positivos sobre la autoestima mientras resuelve conflictos, reduce estrés, y promueve la resiliencia del sujeto

Es importante distinguir la arteterapia de las otras tres terapias creativas: la musicoterapia, la terapia de danza y movimiento, y la dramaterapia. Enfocada en las artes plásticas, la arteterapia encaja en la historia de la psicoterapia como una terapia no convencional que produce efectos positivos sobre la autoestima mientras resuelve conflictos, reduce estrés, y promueve la resiliencia del sujeto. También sus adeptos aseguran que es particularmente indicada cuando los límites de la psicoterapia verbal han de superarse.

El término inglés art therapy fue creado en 1942 por el artista británico Adrian Hill quien la usó para si mismo mientras se recuperaba de tuberculosis en un sanatorio, explicando que concentrándose en la pintura y el dibujo podía desinhibirse y consecuentemente “construir una gran defensa en contra de sus desgracias”. Otros artistas se unieron y extendieron el esfuerzo a hospitales después de la segunda guerra mundial, culminando en el establecimiento de la British Association of Art Therapists in 1964 y la American Art Therapy Association en 1969.

La Asociación Profesional Española de Arteterapeutas define la arteterapia como “una profesión basada en las aplicaciones psicoterapéuticas del proceso artístico y en la importancia de la relación entre persona usuaria y arteterapeuta.” Es comprensible y positivo el énfasis en la profesionalidad de la actividad y el rol esencial del terapeuta formado en psicología y arte. En España, se distingue la consideración del arte como terapéutico de por sí, que no se considera arteterapia, y la práctica profesional de la arteterapia como una variación reconocida de psicoterapia ejercitada por profesionales quienes han concluido un Máster en Arteterapia aprobado por la asociación.

Si el arte nos gusta y lo consideramos liberador, entonces es una forma amena e intuitiva de producir endorfina curativa, de sentir que nuestra existencia tiene sentido,

Tanto en España como al nivel mundial, la arteterapia se practica en varios ámbitos de centros comunitarios, médicos, sociales, y de atención prolongada. Es aplicable a diferentes grupos de edad, su alcance y metodología difiere entre países y, como es de esperar, existen diferentes escuelas. En España, se aplica la regla de que la terapia se considera apropiada para colectivos desfavorecidos a la hora de articular verbalmente sus conflictos y emociones, pero también debe existir la voluntad de la persona de recibir el tratamiento. Fundamentalmente existen tres formas de aplicar la arteterapia: la primera tiene elementos del psicoanálisis freudiano en el sentido que se enfoca en la evolución de la relación entre el paciente y el terapeuta. La segunda, también similar al psicoanálisis, se enfoca en la intervención del terapeuta en el análisis del arte producido por el paciente. Finalmente, el tercer método consiste en que la producción del arte en si se considere el acto terapéutico. En este último caso los terapeutas no suelen analizar el arte, sino que se enfocan en fomentar el proceso de su creación. La Asociación Profesional Española de Arteterapeutas utiliza los dos primeros modelos: “El marco terapéutico y la metodología mencionada se basan principalmente en la teoría de la arteterapia, la psicoterapia analítica de grupos, las psicoterapias dinámicas, y la teoría del arte contemporáneo.”

Si el arte nos gusta y lo consideramos liberador, entonces es una forma amena e intuitiva de producir endorfina curativa, de sentir que nuestra existencia tiene sentido, de coger fuerza, y de distraernos frente a las dificultades de la vida, como pueden ser los estados variables de nuestra salud.

Enlaces de interés/Leer más:

Nus Máster Online en Coach de Salud
https://www.nus.agency/masters-y-postgrados/master-coach-salud/

Asociación Profesional Española de Arteterapeutas
https://arteterapia.org.es/

Logo Nus
Cursos promoción
Sobre coaching
Sobre imagen corporal
Para auxiliares de enfermería y esteticistas
Últimos artículos
Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter

Te enviamos el webinar a tu buzón de email

Recibirás un email con toda la información para acceder al webinar de forma gratuita