La buena gestión de equipos es primordial en el coaching de salud

Jean-Fabrice Vernet

Por: Jean-Fabrice Vernet
Periodista

02/06/2021
La buena gestión de equipos es primordial en el coaching de salud
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

2 de junio 2021. Dado que se enfoca tanto en la salud emocional como física del paciente, cuando el coaching se proporciona por varios profesionales trabajando en equipo, la salud del equipo multidisciplinar es fundamental. De ahí la importancia de gestionar equipos hacía un funcionamiento idóneo para los pacientes, para que est@s puedan recibir una asistencia coherente y completa.

La salud del equipo impacta la salud del paciente

El coaching es a menudo impartido por profesionales de la salud trabajando juntos en un centro. Los pacientes reciben atención personalizada desde la inteligencia emocional de cada sanitario o sanitaria y se imparta información concreta sobre la condición y consejos sobre como lidiar psicológicamente con la situación. Tiene que existir un diálogo constructivo entre miembros del equipo para llegar a conocer bien el paciente y su situación más allá de su condición médica.

De la misma forma que mejoramos la salud del equipo tanto como la del paciente, la inteligencia emocional se desarrolla en el equipo tanto como en el paciente. Aquí se destacan las llamadas soft skills, los conocimientos más abstractos que se diferencian de los conocimientos “duros” que son los conocimientos tradicionales y académicos en las disciplinas individuales de medicina, enfermería, trabajo social, administración, y mantenimiento de instalaciones, entre otras que hacen la existencia del centro posible. Teniendo que ver con la forma de relacionarse a los demás, estos conocimientos, unen el equipo en el sentido que no son diferenciados: todos debemos ejercer empatía, paciencia, comprensión, flexibilidad y rigor en la vida y el trabajo. Quien cura tanto como quien recibe tratamiento, quien habla tanto como quien escucha, y quien manda tanto como quien ejecuta, debe tener inteligencia emocional. En este sentido lo que ocurre en el centro sanitario no es diferente de lo que ocurre en cualquier organización pública o privada, y cada vez más los departamentos de recursos humanos y otros intermediaros en los procesos de reclutamiento usan herramientas de evaluación específicos para descubrir las personalidades de los candidatos más allá de sus capacidades directamente relacionadas al trabajo.

Herramientas para enfrentar la complejidad y aprovechar la cultura de organización

Es más fácil desear todo lo anterior que conseguirlo, habrá momentos incómodos. Núria Sáez Gómez, Directora de Nus Agency y enfermera cuidadora de la imagen corporal, asevera que los equipos se distinguen de los grupos por tener una finalidad compartida. En el caso de los equipos sanitarios dicha finalidad es la cura y el coaching del paciente.

Las dinámicas negativas de grupo que tarde o temprano surgirán de forma natural hasta en los mejores equipos se pueden mitigar con métodos específicos. Algunos ejemplos de herramientas específicas a la resolución de conflictos son:

  • verbalizar y solucionar conjuntamente problemas que vienen ignorándose desde hace tiempo
  • generar confianza generalizada en el objetivo y sus métodos
  • generar confianza intrapersonal
  • concretar la inteligencia emocional para que cada miembro este consciente de su presencia o ausencia en uno mismo, en los procesos grupales, y en el paciente

Según Sáez Gómez, es importantísimo dar tiempo e involucrarse con el equipo en sí para que éste desarrolle un buen “ADN”. La metáfora claramente se refiere a un modo de funcionamiento inherente que debe ser positivo si es que nos va a llevar naturalmente a una gestión eficaz que a su vez repercutirá sobre el paciente. La lista de herramientas continua más allá de la resolución de conflictos, y notamos que algunas son utilizables por el paciente también:

  • alcanzar el consenso
  • escuchar de forma activa
  • comunicar de forma efectiva
  • cuidarse entre tod@s
  • disfrutar de los procesos
  • establecer metas y dar pasos hacía ellas
  • reconocer avances y experimentar
  • ser dinámico y aceptar el cambio
  • tomar en cuenta las experiencias de los demás y celebrar sus éxitos

Además de las acciones rutinarias de cada especialista, este trabajo se desarrolla celebrando reuniones destinadas a propiciar la cohesión del equipo. Tal y como la Organización Mundial de la Salud lo recomienda, también se debe crear ámbitos de trabajo saludables, poco ruidosos, con horarios razonables y descansos adecuados y reales. En general, se debe adoptar todos los métodos adecuados de reducción del estrés.

“El concepto de saludable implica que sabemos donde vamos. Las organizaciones son como las personas, como organismos, con sistemas visibles y no-visibles. El equipo no debe perder la vista de la finalidad, todos estamos trabajando para el paciente.” Núria Sáez Gómez

Ejemplos y conclusiones

El coaching ayuda a que un paciente se adapte a su condición, pero puede haber complicaciones que se mitigarán con inteligencia emocional, por ejemplo, si un paciente es tímido, lo cual afecta la comunicación o su privacidad frente al coach en caso de ser necesario desnudarse o meramente hablar de temas íntimos. Otro ejemplo práctico sería poder ver que a un paciente diabético le puede resultar más o menos difícil observar una dieta con horarios rígidos. Un coach dotado de inteligencia emocional y empatía le preguntaría sobre su agenda diaria y le propondría varias opciones. En todos los casos se trata de intervenir con el paciente-persona, no solo con el paciente.

La Covid-19 ha hecho resaltar carencias, pero también fuerzas y oportunidades en las áreas de trabajo en equipo y autogestión. Los equipos se han visto retados con cargas de trabajo superiores, que fueron a su vez aliviadas por la adopción de la consulta remota de forma masiva hecha necesaria por razones epidemiológicas. En este contexto el coaching se volvió aún más importante. Tanta celeridad en la adopción de emergencia de un nuevo paradigma de consulta ha demostrado un buen grado de adaptabilidad por parte de los sanitarios y pacientes. Con la pandemia los equipos han adquirido conocimientos específicos, ha habido aportaciones más personales, cuidados más diferenciados, y se pudo apreciar una humanización de los cuidados debida al sufrimiento generalizado. Los equipos reaccionaron de forma proactiva, y las carencias se pudieron atribuir principalmente a macro gestiones sistémicas. Los trabajadores no han podido saber siempre las bases de las decisiones tomadas “desde arriba”, lo cual venía siendo un problema desde antes de la pandemia.

Un “sistema de salud saludable” pasa por equipos capaces de proporcionar coaching además de los cuidados estrictamente físicos. La generación de equipos multidisciplinares funcionales provistos de inteligencia emocional colectiva ayuda sistemáticamente en la eficacia del coaching.

Suscríbete a nuestra newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter
  Corrija los campos marcados a continuación.

Te enviamos el webinar a tu buzón de email

Recibirás un email con toda la información para acceder al webinar de forma gratuita

Te enviamos el webinar a tu buzón de email

Recibirás un email con toda la información para acceder al webinar de forma gratuita