Imagen corporal y tecnología

Foto Xus Marmol. Profesora en Nus Agency

Por: Xus Mármol
Enfemera y atropóloga

21/06/2021
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

La imagen corporal se define como la representación mental que cada persona tiene sobre su cuerpo, construida en base a los sentimientos y actitudes que tenemos hacia ello: por tanto es una comparación entre la imagen real y la ideal deseada.

Seguir a famosos, ver constantemente sus vidas, sus cuerpos… sin que seamos conscientes de ello, las redes sociales influyen en la imagen corporal, pero… ¿que es la imagen corporal? La imagen corporal se define como la representación mental que cada persona tiene sobre su cuerpo, construida en base a los sentimientos y actitudes que tenemos hacia ello: por tanto es una comparación entre la imagen real y la ideal deseada.

La filosofía, la antropología, el pensamiento feminista, los estudios culturales y de la ciencia, todos parecen redescubrir el cuerpo, seguramente se deba a las reflexiones sobre nuestra condición corporal que han despertado las diversas tecnologías de este siglo. Hoy por hoy nuestro “alcance” se ha extendido globalmente a través de Internet y nuestras experiencias se han visto transformadas.

Puesto que hoy podemos entrar en el “ciberespacio” a través de máquinas de realidad virtual, caemos en la tentación de pensar que somos capaces de trascender nuestro cuerpo con tan solo simular que no dependemos de él: es la llamada “tecno-fantasía” que se basa en la intersección entre tecnología y deseo, tanto en el sentido corporal como en el social, dando lugar a una relación estrecha entre cuerpo y tecnología utilizando la virtualidad como eje de reflexión.Foto Chica móvil

La virtualidad pervive gracias a la digitalización y a internet, que  junto con el cuerpo, dan lugar a esquemas de funcionalidad simbólica.  La virtualidad interfiere en el cuerpo desestructurándolo con la finalidad de generar comunicación, por eso es tan importante en las relaciones a través de internet.

Esta virtud nos permite fantasear sobre distintas maneras de sobreponernos a nuestras limitaciones físicas o a nuestros problemas sociales, creando una fantasía, una utopía…. en resumen: una vida  y un cuerpo perfecto gracias a filtros y aplicaciones que nos permiten modificar nuestros rasgos corporales, mediante “retoques” para simular una perfección inexistente.

Aquí vemos como coexisten la “realidad virtual” y la “vida real” pero ¿realmente la realidad virtual puede reemplazar la vida real?

De media, cada uno de nosotros pasa  unas dos horas al día conectado, por eso que las redes sociales no solo constituyen un espacio de entretenimiento, sino que también son un espacio para la expresión de emociones y la autopresentación mediante la exposición de fotos propias, dándole una gran importancia a la apariencia física, dando lugar a dos tipos de representaciones de imagen corporal: una positiva, cuando se da una percepción clara y real o negativa con una percepción equivocada del propio cuerpo pudiendo llegar a producir ansiedad o vergüenza dando lugar a enfermedades como anorexia o depresión.

La exposición a la que nuestro cuerpo se encuentra a diario, mediante fotos o histories, provoca que estemos sometidos a un examen continuo valorado por “likes y followers”: y éstos son los que refuerzan la proyección de la Imagen que tenemos o en su ausencia cambiarla.Chica con móvil

Estos  comentarios negativos con respecto a la propia imagen, mantienen y aumentan la insatisfacción corporal,  la sensación de vacío y la frustración, afectando profundamente el estado de ánimo y desatando pensamientos negativos recurrentes, que van conformando pensamientos dolorosos y negativos.

¿Pero cuál es la clave? Es muy sencillo… la clave se encuentra en la autoestima.

Una autoestima baja nos hace vulnerables y por contra una autoestima alta hace fortalecernos… pero claro el estatus, sobretodo si es alto hay que mantenerlo a toda costa… hacer fotos imposibles, aplicar filtros para aparentar, etc. Más peligroso es caer en la vulnerabilidad ya que nos hace débiles y por tanto, se puede cometer el error de ser engañados por mentes depravadas.

Y la vulnerabilidad se encuentra, sobretodo en los jóvenes y adolescentes, es por eso que como sociedad tenemos el deber de intentar dar sentido a toda esta red y crear una base sólida y sincera para crear seguridad y confianza.

Enlaces de interés/Leer más:

Nus Máster en Gestora de la Imagen Corporal
https://www.nus.agency/masters-y-postgrados/enfermera-gestora-de-la-imagen-corporal/

Nus Máster Online en Coach de Salud
https://www.nus.agency/masters-y-postgrados/master-coach-salud/

Logo Nus
Cursos promoción
Sobre coaching
Sobre imagen corporal
Para auxiliares de enfermería y esteticistas
Últimos artículos
Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter

Te enviamos el webinar a tu buzón de email

Recibirás un email con toda la información para acceder al webinar de forma gratuita