La toma de decisiones en ámbitos asistenciales

Docente Núria Sáez en Nus Agency

Autora: Núria Sáez Gómez

Colegiada n. 53119 (COIB)

Graduada en Enfermería.
Máster en dirección,  inteligencia emocional y coaching (UPC).
Máster en bioética y derecho (UB).
Experta en gestión de la imagen corporal.

11/05/2021
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Pertenecer a un equipo multidisciplinar nos va a ayudar a crecer en conocimiento

La complejidad de la toma de decisiones va acompañada de la negociación, y dicha negociación nos lleva a conocer bien el terreno asistencial.

La mediación es la vía que nos conduce, guía y prioriza las necesidades en la toma de decisiones.

Es el momento adecuado para establecer tipos de preguntas, para esclarecer cuáles son las necesidades, y adelantarse con propuestas para posibles terreno de ideas para la toma de decisiones.

En este ejercicio de ser conscientes del momento en el ámbito asistencial nos conduce a prevenir los conflictos, y tener presente el respeto a diferentes criterios.

En el contexto de la realidad asistencial, el retrato, la toma de instantánea nos presenta diferentes equipos multidisciplinar, y en un inicio lo primero que nos viene a la mente es que debe ser enriquecedor.

Pertenecer a un equipo multidisciplinar nos va a ayudar a crecer en conocimiento, y a generar un espacio sano para la mejora y la seguridad del paciente.

Aunque al poner el objetivo más preciso los equipos multidisciplinares, éstos tienen como contrapartida conflictos interpersonaes e intrapersonales, que se evidencian en contradicciones de valores, propios o ajenos, en el ejercicio diario asistencial.

La yatrogenia de este estado de los equipos multidisciplinares se pueden vivenciar como una agresión. Y quedar en momento de “pausa a la defensiva”, por lo tanto paraliza la gestión personal y grupal.

A los conflictos, cuando son tomados con distancia, se les realiza una biopsia, sin emociones, para separar aspectos como los diferentes valores, gestiones de estrés mal localizadas, síntomas de cronicidad…

Se ha de describir el problema, dejando sentimientos y dramatismo, y es cuando se propicia llegar a un acuerdo.

 

Cuando el conflicto se estanca es la mediación que se pone de nuevo en marcha, priorizando el arbitraje para la toma de conciliación.

La mediación tiene vida propia, que contiene actitudes y valores: empatía, neutralidad, profesionalidad, confidencialidad, asertividad, ….

Y toda esta mezcla, en un producto de alquimia, se entrelaza con el tipo de liderazgo.

  • Autoritario: ejerce un liderazgo coercitivo, ofrece castigos si no respondes a su petición limitada.
  • Democrático: involucra, promueve la participación de los miembros del equipo en la toma de decisiones.
  • Laissez faire: delega toda la autoridad en el equipo. Actúa como un facilitador. Se centra en analizar comportamientos que pueden ser aprendidos, ya no son cualidades innatas.

Cómo generar un tipo de liderazgo adecuado, maduro, actual, flexible… os lo dejo a modo de reflexión.

Logo Nus
Cursos promoción
Sobre coaching
Sobre imagen corporal
Para auxiliares de enfermería y esteticistas
Últimos artículos
Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter

Te enviamos el webinar a tu buzón de email

Recibirás un email con toda la información para acceder al webinar de forma gratuita