belleza

La belleza ha adquirido tanto peso que es una necesidad demandada por nuestra sociedad actual, y esta necesidad nos moviliza a las enfermeras, por ser ya una competencia propia: el cuidado de la persona.
Según podemos ver ya en el año 1972 la publicación “Lo que es bello y bueno”, de la psicóloga Karen Dion, existe un vínculo entre el carácter de una persona y su apariencia física (una persona tranquila desarrolla menos arrugas, respecto a la que está tensa).
La belleza está en el interior va tomando sentido hacia la imagen, la percepción de nuestro cuerpo, y la constatación de que una persona se siente radiante porque es feliz.
Es en esta faceta donde la enfermera puede aconsejar estilos de vida saludables o hábitos revisados para que sean saludables, y ayudar a encontrar qué aspectos pueden mejorar esa percepción de belleza personal, como sería: micropigmentación de la areola mamaria para reconstrucción a una mujer cuando ha superado el cáncer ( o bien cejas, labios, alopecia…), cuidado de la piel específico según necesidades verbalizadas (autocuidado…), tratamientos del cabello (pelucas, gorros, pañuelos, productos cosméticos para pacientes oncológicos)…
Para gozar de una vida satisfactoria además se han de tener en cuenta otros factores saludables que influyen en el estado anímico: deporte, descanso, ocio, dieta equilibrada…lo que conllevará a tener una buena autoestima y a aceptarse.

https://www.nus.agency/blog/perfil-de-la-enfermera-imagen-corporal-y-dermoestetica/

« Back to Glossary Index
Logo Nus
Cursos promoción
Sobre coaching
Sobre imagen corporal
Últimos artículos
Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter