Día Mundial contra la Lepra

Nuria Sáez. Enfermera

Autora: Núria Sáez Gómez

Colegiada n. 53119 (COIB)

Graduada en Enfermería en Blanquerna, Ramon Llull. BarcelonaExperta en gestión de la imagen corporal

31/01/2021 Día Mundial contra la Lepra

La enfermera gestora de la imagen corporal

La patología de la lepra se identifica por ser de tipo infecciosa crónica que es provocada por el bacilo de Hansen, el Mycobacterium leprae.

Esta enfermedad se caracteriza por presentar diversos síntomas nerviosos y cutáneos, siendo el más característico la aparición de manchas, tubérculos y úlceras.

Afecta a la piel y a los nervios de manera progresiva y lenta, con un período de incubación promedio de 3 años.

A destacar la lepra: puede atacar a cualquier edad y a ambos sexos.  Y la lepra puede ser curada, por lo tanto, los pacientes de lepra pueden llevar una vida con normalidad.

Una persona con lepra tiene machas cutáneas, acompañada de pérdida de sensibilidad.

En la piel se manifiesta a través de manchas, que son blanquecinas, rojizas o cobrizas. Pueden tener aspecto aplanado o elevado, y no presentan prurito, ni dolor.

Otros signos son los nódulos enrojecidos o de color de la piel

La idea primordial de la estrategia es conseguir un mundo sin lepra, pero su objetivo inmediato es reducir más aún la carga de lepra a niveles mundial y local.

Sus metas son:

-Reducción de nuevos casos a menos de 1 por millón de habitantes

-Y ningún país con legislación que permita la discriminación por causa de la lepra.

Estas metas estaban determinadas en el período de 2016-2020, una labor que ha conllevado a gestionar la información sanitaria y la monitorización de casos como enfermedades transmisibles. Eso si partiendo que: no es muy contagiosa, la lepra se transmite a través de las gotitas que se expulsan de la boca o la nariz, por medio de contactos cercanos y frecuentes con personas que no han recibido tratamiento.

Durante el período del 2016-2020 se han desarrollado herramientas de registro y de notificación. En dicho proceso se ha necesitado recursos humanos y tecnológicos para tratar e identificar a las personas con lepra.

La realidad del 2021 es que la enfermedad no está erradicada en ningún país del mundo aunque algunos países la cifra es muy reducida como es en el caso de España, donde en 2018 la cifra fue de seis nuevos casos en Castilla y León, Comunidad Valencia, Cataluña, Extremadura, Galicia y Madrid. Todos los centros de salud de España ofrecen tratamientos gratuitos.

Y la cifra según 2000 se llegó a eliminar como un problema de salud pública a nivel mundial , que es cuando se registra solo una persona por 100.000 habitantes

La OMS recuerda que si se toma medicamentos la lepra se puede curar en un período de seis a doce meses.

La clasificación de la discapacidad debido a la lepra, según la OMS, es la siguiente:

-Si es en manos y pies existen:

El grado 0, sin disminución de la sensibilidad, sin deformidad visible o daño. grado1, disminución de la sensibilidad, pero sin deformidad o daño presente. grado 2, deformidad visible o daño presente.

-En ojos existen los tres mismos grados:

El grado 0, no hay problemas en los ojos debido a la lepra. grado 1, problemas en los ojos debido a la presencia de lepra, pero la visión no se ve gravemente afectada. grado 2, deficiencia visual grave.

La lepra es una enfermedad que índice en el autoconcepto de la imagen corporal, por la posible deformidad en cualquier zona del cuerpo, presentando a nivel histórico una enfermedad estigmatizada. La enfermera gestora de la imagen corporal tiene un papel fundamental en la gestión del caso del paciente con lepra, en cuanto a la información y asesoramiento, y seguimiento, en cualquier lugar del mundo.

El conocimiento y humanización del trato inciden en la erradicación de conductas encubridoras o enmascaradoras de los individuos afectados: aquellos cuyo estigma es visible y conocido por los demás, y donde se aprecian las manchas en la piel, parálisis…   o los que tienen necesidad de controlar, en el medio en que se desenvuelven, la información sobre su condición de estigmatizados , que les va a generar un problema social, familiar y de aislamiento . Siendo una intervención biopsicosocial de la enfermera gestora de la imagen corporal

Hoy continúa representando la muerte social y el ingreso del individuo a una categoría no humana. Por otro lado, la restricción supone la consideración del enfermo como culpable de su afección (Valencia, 1989).

mano con lepra
Relacionados
Logo Nus
Cursos promoción
Sobre coaching
Sobre imagen corporal
Para auxiliares de enfermería y esteticistas
Últimos artículos
Newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter