¿Cómo conseguir Equipos de Alto Rendimiento en Salud?

Equipos de Alto RendimientoEquipos de Alto Rendimiento
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

¿Qué son los Equipos de Alto Rendimiento (EAR)?

Los Equipos de Alto Rendimiento son grupos de personas con unos roles específicos, complementarios y multifuncionales que cooperan juntos. Todos tienen un objetivo en común, del cual son responsables. También suelen contar con líderes motivadores y con una visión clara de lo que se espera conseguir. 

Lo que diferencia a un equipo de alto rendimiento de cualquier otro equipo de trabajo son sus características:

  • Valores compartidos.
  • Metas claras y relacionadas directamente a las prioridades del equipo.
  • Liderazgo compartido con responsabilidades definidas.
  • Procedimientos de trabajo eficaces.

Coaching para los Equipos de Alto Rendimiento en Salud

El coaching es una disciplina que permite incrementar el potencial de cada integrante del equipo de trabajo, para conducirle hacia el objetivo que se quiere lograr. Este logro se hace a través del rol de coach, una figura capacitada para ayudar en ese camino hacia la meta.

El principal objetivo del coaching en un Equipo de Alto Rendimiento consiste en trabajar las habilidades de cada uno de los miembros del equipo, para que consiga alcanzar su máximo potencial y que el equipo logre el objetivo común. Para lograr este objetivo, el coach debe ayudar a los empleados a mejorar su desempeño y a crecer profesionalmente.

 

Otras funciones del coaching en estos equipos de trabajo son:

  • Reforzar el liderazgo
  • Identificar los puntos de bloqueo en el equipo
  • Acentuar los recursos
  • Mejorar la competencia del equipo

Características de los líderes de Equipos de Alto Rendimiento

Equipos de Alto Rendimiento

Los líderes de Equipos de Alto Rendimiento por lo general tienen un estilo de liderazgo integrador, nada autoritario; que pretende entender la manera de trabajar de cada uno de los miembros del equipo. 

Además de tener un líder con estas características, los equipos de alto rendimientos deberían:

  • Por un lado, establecer metas claras. Todos los integrantes del equipo deben comprender bien cuáles son las metas y la importancia de cumplirlas. Mantener al equipo informado sobre los cambios y los objetivos ayuda a mantenerlo motivado e integrado.
  • También, hablar y practicar la escucha activa. Es esencial para un equipo de trabajo mantener una comunicación abierta entre las personas que conforman el equipo.
  • Y finalmente, contar con normas y una estructura definida; las normas sobre cómo debe funcionar el equipo, cuáles son sus roles y las responsabilidades de cada miembro del equipo.
Suscríbete a nuestra newsletter

Inscribirse a nuestra newsletter