NANDA: Diagnósticos de enfermería

24/02/2022
NANDA: Diagnósticos de enfermería
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Lo que en realidad revela un buen diagnóstico enfermero es un escenario dinámico, sistemático, organizado y complejo en el proceso de la intervención enfermera. Así pues, no es una simple lista de problemas, sino el reflejo de un análisis que implica la evaluación crítica y la toma de decisiones.

Imaginemos una sala de reuniones. Son los años 70. Estamos en St. Louis, Estados Unidos. Un grupo de enfermeras intercambia opiniones y criterios sobre los distintos diagnósticos que han tenido que hacer en los últimos años. Estas reuniones se repiten bianualmente hasta que entre todas deciden crear una organización de carácter oficial para recoger todos los consensos y acuerdos a los que han llegado a nivel terminológico. Estamos ante los orígenes de la NANDA, un referente mundial en el ámbito del diagnóstico enfermero.

¿Qué es un diagnóstico de enfermería?

El diagnóstico de enfermería es la base sobre la que se sustentan las intervenciones enfermeras. Suele definirse como un juicio clínico sobre las respuestas individuales, familiares o comunitarias ante un problema de salud y ante procesos de vida reales o potenciales.

Lo que en realidad revela un buen diagnóstico enfermero es un escenario dinámico, sistemático, organizado y complejo en el proceso de la intervención enfermera. Así pues, no es una simple lista de problemas, sino el reflejo de un análisis que implica la evaluación crítica y la toma de decisiones.

NANDA o el legado de Marjory Gordon

Elaborar un diagnóstico enfermero implica, entre otras fases, la recogida de datos. Para que ésta sea sistemática y consensuada, existe una terminología específica elaborada por la NANDA. Detrás de esta sigla se esconde la North American Nursing Diagnosis Association, una asociación profesional fundada en 1982 y cuya primera presidenta fue la enfermera, divulgadora y formadora Marjory Gordon, figura admirada y respetada por todos en el sector de la enfermería.

La principal labor de la NANDA es definir, promover y trabajar para que se implemente la terminología específica que refleja los juicios clínicos de las enfermeras. A partir de los patrones funcionales propuestos por la misma Marjory Gordon en los años 80, la NANDA ha contribuido significativamente al desarrollo y perfeccionamiento de los diagnósticos de enfermería.

A lo largo de los años, se ha ido modificando la estructura funcional de los patrones de salud y se ha ido elaborando una estructura taxonómica que se revisa y actualiza periódicamente, proporcionando una clasificación global y estandarizada que se utiliza a escala mundial.

Tipos de diagnósticos

Los diagnósticos NANDA se pueden clasificar en las siguientes categorías:

  1. Diagnóstico enfermero real

Describe problemas reales de salud del paciente, y está siempre validado por signos y síntomas.

  1. Diagnóstico enfermero de riesgo

Se da cuando los factores de riesgo requieren una intervención antes de que se desarrolle un problema real.

  1. Diagnóstico de promoción de la salud

Promueve la mejora del bienestar general de un paciente o una comunidad.

  1. 4. Diagnóstico de bienestar

Es un juicio crítico que hace la enfermera ante situaciones o problemas de salud que están controlados, pero que el paciente expresa que desea mejorar.

  1. Diagnóstico de síndrome

Describe situaciones concretas y complejas. Siempre está compuesto por un grupo de varios diagnósticos que se tratan conjuntamente.

Y ahora… el PES

Para la construcción de un diagnóstico de enfermería, la NANDA recomienda utilizar el formato PES, elaborado también por Marjory Gordon. Estas siglas especifican el orden que debe seguir la formulación de un diagnóstico de enfermería, y sus tres elementos son: problema, etiología y síntomas.

Por tanto, el formato en que se enunciará el diagnóstico no solo incluirá el problema, sino también los dos marcadores que definirán los objetivos de las intervenciones enfermeras, es decir, las causas del problema (etiología) y su sintomatología. 

Aprender a usar la herramienta NANDA para elegir las mejores intervenciones de acuerdo con las necesidades de cada paciente supone una mejora evidente en el cuidado de las personas. Además, pone en valor el trabajo riguroso y valioso que llevan a cabo día tras día las enfermeras.  

Suscríbete a nuestra newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter
  Corrija los campos marcados a continuación.