El neuromarketing musical y cómo las tiendas utilizan la música para vender más

neuromarketing musical
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Cada vez más, los puntos de venta físicos intentan que el hecho de comprar sea más una experiencia que un simple acto cotidiano. Y para lograr este objetivo juega un papel esencial el neuromarketing musical; es decir, cómo la música actúa directamente en el subconsciente de los consumidores con el fin de estimular su consumo. 

Hay numerosos estudios que demuestran el poder que realmente tiene la música en nuestro cerebro. Un ejemplo: el profesor Adrian North,  reveló que las piezas musicales de ritmo rápido incita a los clientes a caminar con más velocidad, mientras que las piezas musicales lentas conducen a caminar y a observar los productos con calma. 

En otro experimento, North demostró que si en una tienda de vino se reproducía música francesa, un alto porcentaje del vino vendido sería francés. Cuando en el mismo lugar se escuchaba música italiana, sin embargo, el vino más vendido ese día era el italiano. 

Pero no sólo el hecho de que el tipo de música suene en el local en un momento dado ayuda a la compra. La intensidad de la música también tenía efectos sobre lo que se compraba y lo que no, según afirmaron Smith y Curnow.  En las tiendas de ropa para adolescentes lo solemos ver, se suele poner música actual con un alto volumen, como si fuese una discoteca. En cambio, en otros lugares donde la comunicación entre dependiente y cliente es muy relevante, la música está de fondo y es imperceptible, pero logra su cometido, que es la de relajar al cliente.

neuromarketing musical

La neuromúsica y el marketing

La música genera un bienestar emocional en el consumidor. Cuando ponemos una canción que nos pone de buen humor lo asociamos como algo positivo, lo que nos crea un sentimiento de estar contentos. Muchas empresas utilizan este bienestar en su propio beneficio, para conseguir más clientes. A esto se le llama neuromarketing musical. 

Esta disciplina aplica todas las técnicas de la neurociencia al marketing. Su propósito es conocer los niveles de atención que muestran las personas a diferentes estímulos. 

Hoy en día, en nuestra sociedad, la presencia masiva de publicidad es algo normal. Las personas somos impactadas constantemente por muchas formas diferentes de publicidad, siendo esta cada vez más intrusiva. En este sentido, el neuromarketing musical cobra cada vez más protagonismo por el poder que tiene de influir sobre el consumo de las personas de una forma mucho más sutil. 

El potencial del neuromarketing musical

La música se basa en la repetición rítmica de sonidos, esta es una de las razones de su gran poder comunicante. Por otra parte, la palabra también puede estar presente en la música, siendo esta el principio activo del lenguaje, bien sea oral o escrito.

Podemos, por tanto, señalar que la música constituye un medio alternativo de comunicación, a través del cual se transmiten mensajes, emociones y sentimientos. 

El neuromarketing musical está adquiriendo un mayor peso dentro de las estrategias de marketing de las empresas. Permite conectar al cliente con la marca o producto. Definitivamente esta disciplina abre una nueva vía de conocimiento, ofreciendo un nuevo modo de acercarse al consumidor a través de sus emociones, que también tienen un importante peso a la hora de tomar decisiones de manera racional.

Suscríbete a nuestra newsletter

Inscribirse a nuestra newsletter