La enfermera emprendedora

26/01/2022
La enfermera emprendedora
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
“Cuando la medicina me trataba por partes, eran las enfermeras las que más y mejor entendían que somos personas enteras”, decía el muy añorado Carles Capdevila.

En estos tiempos de pandemia, se ha hecho más evidente que nunca que las enfermeras y los enfermeros son imprescindibles en los procesos de atención y cuidado de las personas, así como de todo el proceso de vacunación. Dicho proceso incluye la logística, la conservación, el seguimiento de las fichas técnicas, la manipulación de la vacuna, el registro y un sinfín de otros aspectos a tener en cuenta a la hora de administrarla.

Para las enfermeras, estar siempre en primera línea se traduce en tener esa conexión con los pacientes y en querer aportar soluciones a aquellos problemas que se viven en el día a día. Por eso, ellas y ellos tienen que liderar el cambio del sistema sanitario y hacer realidad sus ideas innovadoras. Una buena manera de hacerlo es emprender, ir más allá y empoderarse para combinar creatividad, conocimiento y estrategias de éxito y así poder desarrollar un plan de negocio propio en el ámbito de la salud.

¿Cuáles son las claves para emprender en el mundo de la enfermería? A parte, claro está, de la formación y certificación necesarias y un cierto grado de experiencia profesional, la enfermera emprendedora necesita ciertas cualidades para poder brillar, como, por ejemplo:

– capacidad de liderazgo

– habilidades comunicativas

– competencias analíticas

Además, tendrá que seguir una serie de pasos en su aventura como emprendedora. En líneas generales, estos serían:

  • Valorar cómo su experiencia en el mundo sanitario puede conducir al desarrollo de un proyecto de éxito.
  • Encontrar su verdadera pasión, ya sea en el campo de la nutrición, la tecnología, la formación, la estética o cualquier otro ámbito específico que haya formado parte de su recorrido profesional.
  • Aprender a trabajar de forma autónoma, con la autodisciplina y la motivación que requiere diseñar un plan de empresa plausible.
  • Saber combinar la libertad y la flexibilidad horaria que supone liderar un proyecto propio con la responsabilidad que conlleva optimizar la eficacia de un negocio, y así hacerlo crecer y desplegar todo su potencial.
  • Rodearse de otros emprendedores, crear redes y nutrirse de ellas.

Son muchas las posibilidades que se abren y los proyectos que puede llevar a cabo una enfermera emprendedora, pero las apuestas más habituales serían:

  • Imagen corporal y dermoestética
  • Coaching de salud
  • Gestión de enfermedades como la diabetes
  • Podología
  • Servicios de atención domiciliaria

Otros ámbitos más especializados incluyen:

  • La psiquiatría
  • La medicina de familia
  • La geriatría

Emprender es un proceso largo. La palabra clave es la paciencia: por lo menos tiene que pasar un año antes de poder valorar si el plan de empresa ha sido el adecuado. Igualmente, resulta esencial rodearse de personas positivas que nos motiven a continuar y nos den ideas para mejorar.

Las enfermeras emprendedoras de hoy son la fuerza del cambio, como lo fueron en su momento Florence Nightingale y Clara Barton.

Para saber más:

https://territoire-infirmier.com/2020/02/19/infirmier-et-entrepreneur-possible/

https://www.himss.org/resources/nurse-entrepreneurs-and-how-make-innovative-idea-reality

https://dailynurse.com/how-i-became-a-nurse-entrepreneur/

Capdevila, Carles: “La bona infermera i l’art de ser pacient” a La vida que aprenc. Barcelona: Arcàdia, 2017.

Suscríbete a nuestra newsletter
Suscríbete a nuestra newsletter
  Corrija los campos marcados a continuación.